¿Qué es una Denominación de Origen?

Es una especie de identificación geográfica de un producto, generalmente de origen agrario o ganadero, cuyas características se deben esencialmente al lugar en el que se produce.
Se crea para proteger legalmente ciertos alimentos que se producen en una zona geográfica determinada que han conseguido cierto prestigio de calidad, contra productores de otras zonas que quisieran aprovechar el buen nombre.
Aquellos productores que se acogen a la denominación de origen, están comprometidos a mantener la calidad lo más alta posible y ciertos usos tradicionales en la elaboración del producto. Suele existir un organismo público regulador de la denominación de origen, que autoriza exhibir el distintivo de dicha denominación de origen a los productores de la zona que cumplen las condiciones acordadas.
La denominación de origen garantiza al consumidor un nivel de calidad más o menos constante y unas características concretas. Por otro lado, los productores obtienen una protección legal contra la producción de productos similares en otras zonas.