¿Cómo conservar un jamón ibérico?

Algunos consejos muy básicos:

Cuando se empieza a cortar un jamón y se quiere en la mejores condiciones, sin que se seque y endurezca, ante todo se debe mantener en un lugar fresco y seco.

Si se va a consumir lentamente, será mejor empezar cortando la parte más fina del jamón. Al ser la zona de la pieza que menos grasa tiene, será la que antes se endurezca.

Para preservar la zona de corte, se puede cubrir toda la zona con los trozos de grasa del propio jamón que se retiran cuando se empieza a cortar. También se puede cubrir la zona de corte con un paño de algodón empapado con aceite de oliva virgen.